El VIH es Curable!!!

TRATAMIENTO DE LA ENFERMEDAD DEL VIH y DEL SIDA CON BIOMAGNETISMO MÉDICO

El VIH/SIDA es una enfermedad que se trata de forma rutinaria en el Biomagnetismo Médico, sin ningún efecto secundario y con muy pocas sesiones (entre 4 y 12).

A diferencia de la medicina alopática y de la psicología sistemática, psicoanalítica y conductista, el biomagnetismo médico busca y trata la etiología de la enfermedad.

Esta terapia expone que las enfermedades del hombre y la mujer son producto de alteraciones que se producen en el pH del organismo. Estas alteraciones permiten que se instalen en el cuerpo los patógenos que generan disfunciones. Al nivelar la acidosis o la alcalinidad de estos puntos específicos se consigue erradicar a los patógenos que generan las disfunciones o las disfunciones en sí mismas. Así se restablece el equilibrio del cuerpo y se recupera la salud.

De acuerdo con el concepto del Par Biomagnético, el VIH puede identificarse desde las primeras horas en que el paciente es infectado por cualquier vía y por lo mismo estos pacientes infectados por VIH pueden dividirse en dos grupos:

a) Potenciales a VIH. Se detecta en estadios muy tempranos por que se identifica con el par biomagnético TIMO – RECTO. Podemos detectar en todos los que se hagan la prueba ELISA o Western Blood, donde saldrían negativas puesto que aún no se han desarrollado anticuerpos específicos. Además estos pacientes acuden al consultorio con síntomas que pueden desorientarnos: dolor mandibular, dolor de codo, dolor de rodilla, gastritis crónica, colitis crónica…

b) Seropositivos a VIH. En el 99% de los casos está en el recto porque ahí se genera el polo Biomagnético positivo. Tanto la bacteria, que se encuentra en el mediastino, como el virus que está en el recto aparecen, pero no se muestra inmunodeficiencia aun cuando sean positivos a VIH.

A mi consulta llega gente con distintos problemas y muchas veces los pacientes me explican que se sienten engañados por los diferentes diagnósticos y por la forma en que son empujados para ser operados, NO HABIENDO NECESIDAD. Las personas ya saben que hay un modo distinto de entender la enfermedad y la curación y también se sabe que este método no es costoso.

Los enfermos TIENEN MIEDO DE ENTREGAR SU CUERPO a profesionales u organizaciones estatales que no le dan SEGURIDAD de alcanzar mejor calidad de vida.

Referencia: el texto que se extracta a continuacion es del Dr. Isaac Goiz Duran y se transcribe de la publicacion: "El SIDA es curable”,pp 59 y siguientes Departamento de Fitotecnia. Universidad Autónoma de Chapingo – México Tercera edición 2007.

Todo el texto entrecomillado corresponde a ésta excelsa obra.

EL SIDA ES CURABLE

“El virus es un patógeno sin metabolismo propio que tiene dos elementos fundamentales, el virón y la cápside. El virón puede ser de ADN o de ARN y la cápside es una mucoproteina. La bacteria que hace resonancia con el VIH y es la que ofrece al virón la mucoproteina específica oara cinoketar sy estructura y su patogenicidad. En el caso del VIH esta bacteria es la Escherichia colli.

Está comprobado que el virón ingresa en el citoplasma celular para codificar nuevas porciones exáctamente iguales de ADN, pero la mucoproteinas o cápsides se generan por bacterias no patógenas en grandes cantidades que adheridas al virón le confieren viabilidad, movilidad o intencionalidad. Su inteligencia va en el ADN para llegar a otra célula y reiniciar el proceso de codificación: al ingresar en el citpolasma, deja embarrada la mucoproteina de la membrana celular…

Existen dos tipos de virus: los que poseen ADN y los que tienen en su estructura ARN. Los primeros son livianos y los segundos son de peso molecular muy alto.

Los primeros, los de ADN, son patógenos; los segundos, de ARN, son estructurales o mensajeros.

En el afán no ético de explicar lo inexplicable, los virólogos inventaron una tercera familia o grupo de virus, los retrovirus representados por el VIH-1, el VIH-2, el HTLV-1, el VSH y el HTLV-2. Los retrovirologistas aseguran que existen virus de ARN proviral que se reconvierten en virus de ADN viral, pero ellos mismos prolulgaron el dogma de que sólo se puede convertir el ADN en ARN, pero no al revés y de que la patogenicidad depende del ADN y no del ARN ya que el ADN guarda la inteligencia y la memoria genética e inmunológica.

La virología clásica estudia el virus en sus dos componentes biológicos –virón y cápside- pero hasta ahora ignora que las dos estructuras de los virus se generan en forma aislada. Es decir, el virón se codifica en células específicas de un órgano y la mucoproteína la fabrica una bacteria que le hace resonancia y juntas las dos estructuras n4eutralizan sus cargas –el virón (+) y la mucoproteína (-)- configurando un virus patógenosi es de ADN, lo que permite su movilidad y traslado hacia otra célula en donde se inyecta la porción de ADN al citoplasma y la mucoproteína se queda adherida a la membrana celular provocando dos fenómenos:

a) La alteración bioquímica del citoplasma que puede desencadenar la formación de antígenos y la expulsión de iones positivos y la absorción de iones (oH-) negativos, que se traduce en edema celular y por supuesto la reproducción de virones.

b) La alteración de la permeabilidad de la membrana celular que ocasiona:

a. La alteración del metabolismo natural celular por dificultad para el ingreso de nutrientes, de iones vitales NA+ y K+.

b. El reformazmiento anormal de la estructura de la membrana celular; y

c. La alteración de la red ferroso-férrica que cubre y defiende energéticamente a las células; pero además, que `permite la información instantánea de eventos extracelulares y extracorpóreos ya sean vibracionales o energéticas.”



“… El SIDA es un padecimiento que se caracteriza por la aparición de un cierto número de enfermedades conocidas como oportunistas cuyo diagnóstico se puede llevar a cabo con suficiente certeza. Por lo tanto, implica una deficiencia de la inmunidad de tipo celular, sin que exista causa anterior conocida, es decir, adquirida.

Es en 1983 cuando en Francia primero y en Estados Unidos después, se identifica al responsable: El Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH). En 1985 se empiezan a caracterizar las primeras pruebas de detección que permiten establecer si un individuo, a través de un análisis de sangre, está infectado por el VIH. Para este virus, hasta el miomento no hay vacuna y tampoco hay cura. Hasta ahora todos los esfuerzos de la ciencia biomédica han cristalizado en un conjunto de medicamentos de costo elevado que prolongan la sobrevida de los enfermos y mejoran la calidad de ésta.

DEFINICIÓN DE LA ENFERMEDAD DEL VIH/SIDA

“Con el afán de entender el proceso patógeno, podemos dividir en dos grandes grupos a los pacientes:

1. Infectados por VIH

2. SIDA

Los pacientes infectados por VIH son detectados tardíamente porque deben desarrollar anticuerpos específicos a los antígenos del virus, y ocasionalmente se detectan por síntomas crónicas que no ceden a los tratamientos habituales de alopatía u homeopatía o por enfermedades recurrentes y atípicas, o por rastreos en grupos sociales.

De acuerdo al concepto de El Par Biomagnético, el VIH puede identificarse desde las primeras horas en que el paciente ha sido infectado por cualquier vía, ya sea sexual o sanguínea, y por lo mismo estos pacientes infectados por VIH pueden dividirse en cuatro grupos:

1. Potenciales a VIH

2. Seropositivos a VIH

3. VIH invertido

4. Falsos VIH

…”.

…”El síndrome de inmunodeficiencia adquirida fundamenta su patología en dos fenómenos asociados: inmunodeficiencia por disminución o ausencia de linfocitos T y seropositividad a VIH. A estos dos grandes elementos de diagnóstico pueden asociarse enfermedades comunes u oportunistas que hacen cada vez más complejo el síndrome…”.

FÁRMACOS CONTRA EL VIH / SIDA

De acuerdo con la teoría de “El par biomagnético”, no existen los retrovirus, de hecho hasta el dia de hoy ningún laboratorio ni autoridad médica, bioquiómica o académica a logrado fotografiar y presentar un retrovirus. Así que los laboratorios han trabajado durante muchos años en el desarrollo de antirretrovirales.

La pregunta es muy simple, si no existen los retrovirus, ¿para que sirven los antirretrovirales? Y la respuesta la puede dar cualquier persona, aunque no esté capacitada.

Existen numerosos fármacos dirigidos a evitar tanto la infección, como la progresión del ciclo vital del virus. Dichos fármacos se clasifican según la proteína a la que van dirigidos (esto es, el paso replicativo que inhiben en su uso). En general, y dada la alta tasa de resistencias, está indicado el uso combinado de fármacos de diferentes grupos (politerapia), en lo que se viene llamando TARGA: Terapia AntirRetroviral de Gran Actividad.

Ninguno de estos fármacos ha mostrado ser efectivo por separado y, de hecho, uno de los más comunes, el llamado AZT, es altamente tóxico. El AZT por sí solo no puede destruir directamente el virus; lo que hace este fármaco es inhibir la enzima transcriptasa inversa, con lo que impide que el ARN del virus se copie hacia ADN y, por consiguiente, evitar que se genere un provirus (el provirus es el ADN que se integra al genoma de la célula huésped, en este caso es el linfocito T CD4+.

En fín, … ¡todo un despropósito!

1 comentario:

  1. Que puede sentir el pasiente durante su curación , cuantas sesiones son necesarias de bio magnetismo i cuantas veces tendra que ir ala terapia

    ResponderEliminar